Home > Patologias > MAlformaciones

Malformaciones de mandíbula y maxilar

La mandíbula y el maxilar conforman el tercio inferior óseo de la cara. Debido a malformaciones congénitas o a otras causas, a veces se pueden observar irregularidades esqueléticas y dentales que afectan a esta zona.

Estas irregularidades, además de romper la harmonía y simetría de la estructura ósea de la cara, pueden ocasionar diferentes problemas funcionales como:

  • Dolor general: dolor de cabeza y en la boca.
  • Alimentación: dificultad para masticar, morder o tragar.
  • Dentadura: desgaste de los dientes, maloclusión, abertura de la boca
  • Respiración: respiración bucal crónica, sequedad en la boca y posibilidad de sufrir apneas del sueño nocturnas (paradas respiratorias durante el sueño).
  • Estética: apariencia facial asimétrica y desequilibrada.

Cirugía ortognática

Su cirujano maxilofacial le podrá indicar la necesidad de realizar una cirugía ortognática para resolver su caso o le indicará si con un proceso de ortodoncia su problema puede ser resuelto sin intervención. También puede ser, en función del caso, que sea necesario primero la ortodoncia y posteriormente la cirugía.

La cirugía ortognática mueve los dientes y la mandíbula y las coloca en posición equilibrada y funcional. La cirugía mejorará todas las funcionalidades alteradas o imposibilitadas debido a la malformación así como la apariencia externa y la harmonía estructural de la cara.

Más información sobre la cirugía ortognática

 


 

1. Retrognatia

La retrognatia es una malformación donde se aprecia una mandíbula con retroceso. Visualmente se puede observar un mentón hundido con respecto a la cara. También puede ser debido a una medida insuficiente de la mandíbula (microgenia).

La retrognatia, así como las otras malformaciones de mandíbula y maxilar, afectan de manera muy pronunciada a la harmonía del tercio inferior de la cara y, por tanto, a la estética de la persona, ya que la estructura ósea de la cara es un factor clave de belleza. Asimismo, tiene un papel importante en la funcionalidad de la boca, dificultando la capacidad para hablar, masticar y morder debido a la maloclusión dental. Ocasiona también un desgaste marcado de la articulación temporomandibular con tendencia a degeneración de las articulaciones.

Cirugía

La cirugía adecuada para corregir este tipo de malformaciones es la cirugía ortognática y, específicamente la osteotomía sagital bilateral de mandíbula.

Más información sobre la cirugía ortognática

2. Prognatismo

El prognatismo es una malformación de la mandíbula en la que se aprecia un avance y proyección hacia delante de la mandíbula con respecto a la corona dental y el maxilar superior. Esta malformación también puede ser debida a un tamaño exagerado de la mandíbula (macrogenia).

El prognatismo, así como las otras malformaciones de mandíbula y maxilar, afectan de forma pronunciada a la harmonía del tercio inferior de la cara y, por tanto, a la estética de una persona, ya que la estructura ósea de la cara es un factor clave de belleza. Asimismo, tiene un papel importante en la funcionalidad de la boca, dificultando la capacidad de hablar, morder y masticar debido a la maloclusión dental.

Cirugía

La cirugía adecuada para corregir este tipo de malformaciones es la cirugía ortognática y, específicamente, la osteotomía sagital bilateral de mandíbula de retroceso.

Más información sobre la cirugía ortognática

3. Microgenia

La microgenia se traduce en un mentón de tamaño insuficiente con respecto al resto de la cara. Al tratarse únicamente del mentón, no afecta a los dientes y, por tanto, a la oclusión dental. Sí que afecta a las proporciones estéticas de la cara.

Cirugía

La microgenia se puede tratar mediante una mentoplastia.

Más información sobre la mentoplastia

4. Macrogenia

Medida exagerada del mentón que no afecta però a la oclusión dental

La macrogenia es una malformación que se traduce en un tamaño exagerado del mentón. Al no afectar a la corona dental, no tiene porque tener consecuencias sobre la maloclusión dental aunque puede estar relacionado. La macrogenia afecta a las proporciones estéticas de la cara.

Cirugía

La macrogenia se puede tratar mediante una mentoplastia.

Más información sobre la mentoplastia

5. Laterognatia

La laterognatia es la desviación lateral entre la mandíbula y el maxilar. Normalmente aparece de forma secundaria a otras malformaciones craneofaciales. Afecta a la oclusión dental y a la harmonía y estética de la cara. Normalmente, se acompaña de asimetría facial.

Cirugía

Se puede tratar mediante la cirugía ortognática.

Más información sobre la cirugía ortognática

6. Hipoplasia maxilar

Maxilar superior poco desarrollado sea en el sentido horizontal o vertical. La fisura palatina es una de las causas de la hipoplasia ya que afecta al crecimiento del maxilar, pero más frecuentemente se debe a una falta de crecimiento con respecto a la mandíbula.

Cirugía

La hipoplasia maxilar se trata mediante la cirugía ortognática y, específicamente la osteotomía Lefort 1.

Más información sobre la cirugía ortognática

7. Hiperplasia maxilar

Malformación que se traduce en el desarrollo exagerado del maxilar superior. Puede ser en sentido vertical, causando la "sonrisa gingival", que implica una exposición exagerada de la mandíbula, o en sentido horizontal. En cualquier caso, afecta a la estética de la cara y provoca maloclusión.

Cirugía

La hiperplasia se trata mediante cirugía ortognática y, específicamente, la osteotomía Lefort I de impactación.

Más información sobre la cirugía ortognática

8. “Sonrisa gingival”

La Sonrisa Gingival es fácil de detectar ya que el labio superior no acaba de cubrir completamente la encía. Puede estar causada por dos posibilidades; que el labio superior sea demasiado corto para todo el hueso que debe cubrir o que el maxilar superior sea demasiado largo para el labio que lo cubre.

Generalmente está causada por una hiperplasia vertical del maxilar superior y puede venir acompañada de una “mordida abierta” y de retrognatia.

Cirugía

La sonrisa gingival puede ser corregida mediante la cirugía ortognática i, específicamente, osteotomía Lefort 1 de impactación.

Más información sobre la cirugía ortognática

9. “Mordida abierta”

Hablamos de mordida abierta cuando los dientes anteriores (dientes centrales) no entran en contacto entre ellos. Puede ser debido a una malposición dental o a una malposición del maxilar superior y la mandíbula. La primera es una causa odontológica mientras que la segunda es una causa esquelética.

Si la causa es esquelética, puede ser debida a una hiperplasia del maxilar superior (crecimiento exagerado del maxilar) o por una hipoplasia mandibular, es decir, una mandíbula poco desarrollada.

Cirugía

La cirugía para corregir la mordida abierta es la cirugía ortognática y, específicamente, la osteotomía Lefort I de impactación posterior en caso de hiperplasia o la osteotomía sagital bilateral mandibular con rotación anti horaria si es una hipoplasia de la mandíbula.

Más información sobre la cirugía ortognática

10. Síndrome de Pierre Robin:

Microgenia y retrognatia severas que se asocian a una fisura palatina. Este síndrome congénito de nacimiento no sólo afecta a la estética y funcionalidad de la cara sino que puede provocar problemas respiratorios graves para el bebé debido a la obstrucción de las vías aéreas.

Más información sobre la cirugía ortognática